¿Sabías que con una LLC en USA podría no ser necesario ser autónomo? Puedes ahorrar más de 40.000€ al no serlo. DESCUBRE CÓMO >>

¿Vives en España y tienes un negocio en marcha? ¿O estás pensando en emprender uno desde cero?

Si es así, ¿Sabías que podrías llegar a ahorrar más de 4.000€ al año, es decir, más de 40.000€ en diez años únicamente escogiendo la figura jurídica adecuada?

Aquí te explicamos cómo podrías lograrlo con una LLC en Estados Unidos.

¡A por ello!

El Gran Problema: La Cuota de Autónomos

Para nadie es una sorpresa que en España, lamentablemente, el fomento al emprendimiento no es una prioridad.

Si ya iniciar un negocio puede llegar a ser bastante complicado, imagina cuánto más lo es si a eso se suma una serie de requisitos burocráticos.

Y no solo eso, sino que también un elevado coste fijo: La cuota de autónomos.

Este es el gran problema de la mayoría de los emprendedores que buscan ganarse la vida como trabajador independiente o que quieren formar una empresa en España.

Si bien cumplir las obligaciones con Hacienda es un deber de todos los contribuyentes, no deja de ser una realidad que la capacidad económica de cada uno se ve mermada a causa de ello.

Impidiendo muchas veces que buenos proyectos prosperen debido a que los impuestos se comen gran parte de la rentabilidad, haciéndolos inviables.

La Solución: No ser Autónomo

Quien no es autónomo no paga la cuota de autónomos, claro está, por lo cual el ahorro puede ser realmente significativo.

Pero entonces…

¿Cómo dar vida a un negocio? ¿Cómo formar una empresa? ¿Cómo trabajar como independiente en España?

Pues claro, todo español que quiera ser dueño de un negocio o trabajar para sí mismo debe darse de alta como autónomo.

Pero NO necesariamente es así.

Porque en España se puede emprender sin ser autónomo.

Pudiendo ahorrar mucho dinero por ese motivo.

La clave está en elegir la figura jurídica adecuada.

El Cómo: Crear una LLC desde España

La solución que todo emprendedor español tiene a su alcance para tener un negocio sin ser autónomo, y por ende no pagar el elevado coste anual que ello implica, es abrir una LLC en Estados Unidos.

Una LLC es una Sociedad de Responsabilidad Limitada (Limited Liability Company en inglés), la cual puede formarse a partir de un solo miembro.

Ello debido a que el tratamiento impositivo de las LLC es diferente al de cualquier otro tipo de empresa al ser consideradas por defecto como entidades de paso o transparentes fiscalmente:

  • Pass-through entities: Los resultados de una LLC fluyen directamente a sus dueños, siendo estos los responsables de informarlos en su declaración de renta individual.

Lo cual quiere decir que las LLC no tributan como empresa, y a su vez, las ganancias de la compañía tampoco son traspasadas a los dueños en forma de dividendos o vía salario.

Sino que los resultados se atribuyen directamente a los dueños sin un mecanismo de traspaso de por medio.

Así, según el tipo de negocio que se desempeñe, tal característica implica que no es necesario darse de alta como autónomo al no cumplirse ninguna de las condiciones que establece la Ley 20/2007 del Estatuto del trabajo autónomo:

Un empresario individual (autónomo) “es una persona física que realiza de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, con o sin trabajadores por cuenta ajena a su cargo”.

De tal definición, y en relación a una LLC, se concluye lo siguiente:

  • Ninguno de los dueños de la LLC se considera administrador de una sociedad mercantil, independiente del porcentaje de propiedad que posea.
  • Ninguno de los dueños de la LLC realiza una actividad económica o profesional de manera personal y directa. Y si bien se cumple que la actividad se desarrolla de forma habitual, no es una persona física quien la ejerce, sino una entidad de personalidad jurídica propia.

De este modo, el requisito de ser autónomo no aplica para quienes posean una LLC y vivan en España en tanto no realicen otro tipo de actividad adicional que amerite serlo.

Sin embargo, para que efectivamente sea así, se debe tener en cuenta algo más…

Ser dueño de una LLC sin ser autónomo

Para que lo anterior aplique, y no sea necesario darse de alta como autónomo siendo dueño de una LLC, es necesario que esta NO se considere una persona jurídica residente en España.

Lo cual se da cuando se cumple alguna de las siguientes tres condiciones estipuladas por la Agencia Trbutaria:

  • La empresa se ha constituido conforme a las leyes españolas.
  • La empresa tiene su domicilio social en territorio español.
  • La empresa tiene su sede de dirección efectiva en territorio español.

En principio, ninguno de estos es el caso de una LLC, ya que se trata de una empresa constituida en Estados Unidos.

De modo tal que la compañía sería considerada en España como una persona jurídica no residente.

Implicando, por tanto, que la empresa no se sometería a la fiscalidad a la que se someten todas las empresas en España.

Por lo que no sería necesario que ningún dueño fuera autónomo.

Lo cual conllevaría un significativo ahorro al no tener que pagar la cuota de autónomos.

Sin embargo, es necesario tener presente lo que declara la Agencia Tributaria respecto a empresas en el exterior:

“La Administración tributaria podrá presumir que una entidad radicada en un país o territorio de nula tributación tiene su residencia en territorio español cuando sus activos principales, directa o indirectamente, consistan en bienes situados o derechos que se cumplan o ejerciten en territorio español, o cuando su actividad principal se desarrolle en este, salvo que se acredite que su dirección y efectiva gestión tienen lugar en aquel país o territorio así como que la constitución y operativa responde a motivos económicos válidos y razones empresariales sustantivas distintas de la simple gestión de valores u otros activos”.

En base a tal enunciado, el cómo y dónde opere la LLC cobra gran relevancia si efectivamente se quiere tener un negocio sin ser autónomo.

Porque la Agencia Tributaria podría considerarla como una empresa española para efectos fiscales pese a haber sido constituida en Estados Unidos.

En cuyo caso siempre será necesario que al menos uno de los dueños sea autónomo, conforme se estipula en la legislación.

En principio, una LLC estadounidense no se considera fiscalmente una empresa española , ya que las Leyes Tributarias Internacionales (Controlled Foreign Companies, más conocidas como CFC rules) no son aplicables al tratarse de una entidad de paso (Pass-through entity).

Las normas CFC regulan si una empresa constituida en el exterior debe ser considerada fiscalmente como una empresa local y por tanto, ser gravada como tal.

Así, que los dueños vivan en territorio español NO es motivo suficiente para que una LLC sea considerada persona jurídica residente en España.

Sin embargo, según el tipo de negocio sí podría darse el caso en que la Agencia Tributaria considere una LLC como una empresa española para efectos fiscales.

Motivo por el cual existiría la obligación de ser autónomo, y por consiguiente pagar la cuota de autónomo.

Ello estará dado en gran medida por el modelo de negocio, el cual determina en definitiva cómo opera y se gestiona la compañía.

Al respecto, se tiene lo siguiente:

  • Si el negocio que desarrolla la LLC es estrictamente online, no se considera como empresa española.
  • Si la LLC posee dependencias físicas en España, no necesariamente será considerada como una compañía española. Para que así sea, sus activos principales deberían encontrarse en el país.
  • Si la LLC contrata empleados en España, es probable que sea considerada como una empresa española al tener que cotizar para la Seguridad Social de estos. Entrará en juego el tipo de contrato, la cantidad de empleados y las funciones que ejercen.

Modelos de negocios sin ser autónomo con una LLC

Si los tecnicismos anteriores te enredaron, o si no te terminaron de quedar del todo claros, aquí te mostramos algunos modelos de negocio que operando como LLC podrían no requerir darte de alta como autónomo.

Si la actividad de tu negocio coincide con alguno de los mencionados, deberías considerar seriamente adoptar la figura jurídica de una LLC para ahorrar la cuota de autónomo >> Quiero crear una LLC

La mayoría son negocios que se pueden ejercer a distancia con clientes de cualquier parte del mundo, en vista de que estos deberían cumplir todas las condiciones para que no haga falta ser autónomo.

No obstante, cada negocio es particular, y así como puede que un negocio digital tenga ciertas particularidades que no hagan viable el no tener que ser autónomo, también es posible que bajo ciertas condiciones un negocio físico sea viable para no tener que ser autónomo operando como LLC.

Por tanto, evalúa tu modelo de negocio en base a los criterios ya señalados, y si coincide con alguno de los siguientes, es muy probable que puedas acceder al significativo ahorro que representaría no tener que darte de alta como autónomo gracias a una LLC en USA.

  • Servicios digitales: Realizar cualquier servicio online, ya sea destinado a personas o empresas, si no requiere de instalaciones físicas o empleados en España suele ser viable para operarlo como LLC sin ser autónomo, independiente del rubro.
  • Productos digitales: Por su naturaleza virtual, la mayoría de negocios no requieren dependencias o contratación de personal necesariamente local que los aten a la tributación española si se opera como LLC estadounidense.
  • Freelancer: Trabajar como empleado único implica una mayor flexibilidad que puede ser aprovechada con una LLC al existir variadas formas de desempeñar la actividad según cuál sea.
  • Ecommerce: Modelos de negocio como Amazon FBA o dropshipping en los cuales no hace falta gestionar inventario en bodegas propias son uno de los más llamativos para ser gestionados bajo la figura de una Limited Liability Company estadounidense.
  • Consultoría: Por su naturaleza, existe amplia flexibilidad para desempeñar esta actividad como LLC residiendo en España sin tener que ser autónomo, sobre todo si la consultoría la hacen los propios dueños de la compañía sin tener empleados.
  • Trading: Por lo general, este negocio lo puede desempeñar una sola persona incluso desde su casa, por lo que suele cumplir las condiciones para no pagar cuota de autónomos si se opera como LLC.
  • Inversión inmobiliaria: A diferencia de figuras jurídicas de países distintos a EEUU, en España las normas CFC no aplican para la obtención de rentas inmobiliaria vía LLC. Si las inversiones son hechas en otro país, tal figura es ideal.
  • Formación online: Cursos digitales, infoproductos, eBooks, entre otro tipo de contenido virtual, puede ser muy ventajoso distribuirlo mediante una LLC al no requerir una logística física que la haga tributar como empresa española y tener la obligación de ser autónomo.
  • Servicios de software: Programadores pueden ejercer su actividad desde España bajo la figura de una LLC similar al modelo de negocio freelancer.
  • Marketing de afiliados: Quienes venden productos de terceros, ya sea digitales o físicos, ejercen una actividad virtual para lo cual no necesariamente se debe ser autónomo si se opera con la figura de LLC.
  • Media buyer: Uno de los trabajos de futuro en España, la gestión de campañas de publicidad online, en plataformas como Facebook Ads, Google Ads, etc. Operando como LLC es posible no tener que ser autónomo para trabajar en esta actividad.

La mayoría de personas que ejercen este tipo de negocios lo suelen hacer individualmente, o con uno o pocos socios.

Esto facilita estructurar una figura legal como una LLC para llevar a cabo la actividad.

Y si esta se desarrolla digitalmente, sin requerir instalaciones ubicadas en España o contratación de empleados, se suelen cumplir las condiciones para que la Agencia Tributaria considere la LLC como una entidad extranjera.

De forma tal que los dueños no requieren ser autónomos, y por consiguiente tampoco pagar la cuota de autónomos.

NOTA: Si el negocio tiene dependencias físicas en España, aun es posible que, operando como LLC, no se considere empresa española. Ello si se cumple que la actividad principal se desarrolla fuera del país como también se encuentran allí sus activos principales (tal como indica la Agencia Tributaria).

Sin embargo, si se tienen empleados en España la conclusión no es tan clara en vista de que estos podrían requerir prestaciones de seguridad social, siendo relevantes aspectos como si hay contrato directo o si se subcontratan los servicios.

El ahorro: 400€/mes, 4.000€/año, 40.000€ en diez años

Ahora que ya sabes cómo tener un negocio propio sin ser autónomo en España gracias a una LLC en USA, cuantifiquemos cuánto dinero podrías ahorrar solamente por escoger operar bajo esta figura jurídica.

Analicemos los casos más generales que pueden darse.

1. Impuesto de sociedades

Si no existe la obligación de ser autónomo es porque la Agencia Tributaria no considera fiscalmente a la LLC como una empresa española.

Ello implica que esta no debe pagar el impuesto de sociedades en España:

  • Actualmente el gravamen general es un 25% de los beneficios.
  • Para empresas de nueva creación aplica un gravamen especial de 15% el primer año que la base imponible sea positiva y en el siguiente (luego aplica el gravamen general).

Si ya tienes una empresa en España, por cada 1.000€ de utilidad imponible ahorrarías 250€ si operaras como LLC (asumiendo que se cumplen las condiciones para que no se considere fiscalmente como empresa española).

Y si no tienes una empresa, y pensabas en crear una en territorio español, el ahorro por abrir una LLC en su lugar sería de 150€ los dos primeros años tras conseguir utilidad, y en adelante 250€ por cada 1.000€ de beneficio.

2. Autónomo (general)

Aquellos autónomos que no constituyen una empresa para el desarrollo de sus negocios están afectos a la cuota para autónomos.

Para el año 2020 el Real Decreto-ley 28/2018 establece que el tipo de cotización general es de 30,3%.

Así, considerando que actualmente la base de cotización mínima es de 944,4€ y la máxima de 4.070,1€, se tiene lo siguiente:

  • La cuota mínima es de 286,2€ al mes.
  • La cuota máxima es de 1.233,2€ al mes.

A su vez, si no se ha sido autónomo durante los dos años anteriores, nuevos autónomos tienen el beneficio de la tarifa plana, la cual inicia en un mínimo de 60€ mensuales y asciende escalonadamente durante tres años.

Pueden darse muchas variantes en función de diversos aspectos (como la edad, parentezco, lugar de residencia, etc.), pero lo mencionado corresponde a la situación más general.

Ya que con una LLC tales costes no existirían, la magnitud del ahorro con una LLC podría ser la siguiente (sin considerar tasa plana por simplicidad de cálculo):

  • Si se cotiza por la base mínima el ahorro podría ascender a 286€ cada mes, 3.434€ cada año, 17.169€ en cinco años y 34.338€ en diez años.
  • Si se cotiza por la base máxima el ahorro podría ascender a 1.233€ cada mes, 14.799€ cada año, 73.994€ en cinco años y 147.989€ en diez años.

Y si se tiene presente que tanto el tipo de cotización como las bases podrían seguir aumentando como lo han hecho hasta ahora, el ahorro podría llegar a ser aún más significativo.

3. Autónomo societario

Para aquellos autónomos que tienen una empresa en España el tipo de cotización sigue siendo de 30,3%.

A su vez, la base de cotización máxima también se mantiene en 1.233,2€, pero la mínima asciende a 1.214,1€.

Considerando lo anterior, se tiene lo siguiente:

  • La cuota mínima es de 367,9€ al mes.
  • La cuota máxima es de 1.233,2€ al mes.

Adicionalmente, no existe tarifa plana para autónomos societarios.

Si operas mediante una LLC que fiscalmente no se considere empresa española, la magnitud del ahorro podría ser la siguiente:

  • Si se cotiza por la base mínima el ahorro podría ascender a 367,9€ cada mes, 4.414€ cada año, 22.072€ en cinco años y 44.145€ en diez años.
  • Si se cotiza por la base máxima el ahorro podría ascender a 1.233€ cada mes, 14.799€ cada año, 73.994€ en cinco años y 147.989€ en diez años.

Tal ahorro podría ser incluso superior al tener en cuenta que el tipo de cotización como las bases podrían seguir al alza.

Cómo tributa una LLC en España

Para obtener el ahorro neto no se pueden dejar de lado los gastos que implica tener una LLC.

Pues si bien no habrá impuesto de sociedades ni existirá el costo fijo de la cuota de autónomos, sí será necesario que incluyas en tu declaración de renta personal las ganancias que la LLC obtenga.

Ello pese a que no las traspases a tus fondos personales y las mantengas en la empresa debido a su condición como entidad de paso o transparente en términos fiscales.

NOTA: Cabe destacar que, a diferencia de otros tipos de empresa, pese a que las utilidades tributen en España, al ser en función del IRPF y no sobre el impuesto de sociedades se evita la doble tributación (pues en una sociedad española al hacer retiros vía dividendos o salario se sigue pagando el IRPF).

Todo esto teniendo presente que la compañía no es considerada para efectos fiscales como una empresa española por parte de la Agencia Tributaria.

Asimismo, los resultados de la LLC también deben declararse en Estados Unidos (aunque no siempre habrá que pagar). Revisa nuestro artículo sobre Cómo declarar impuestos de una LLC desde el extranjero

De este modo, los ingresos de una LLC tributan en función del tramo del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que le corresponda a cada dueño.

Al igual que lo hacen los autónomos, pero sin ser autónomo.

De este modo, la proporción de los beneficios de la LLC que se encuentren afectos al IRPF dependerá de su magnitud (a mayor utilidad, mayor tipo impositivo):

NOTA: Para el cálculo de la base impositiva se consideran todos los ingresos que tenga la persona, no solo los de la LLC por separado.

IMPORTANTE: Rentas bajo 5.500€ no pagan IRPF por corresponder al mínimo personal establecido por la Agencia Tributaria.

Respecto al mínimo personal se tiene lo siguiente (asumiendo por simplicidad que la totalidad de los ingresos a declarar proviene de la LLC):

  • Si la LLC tiene un beneficio neto equivalente a 5.500€ o menos, la base imponible es 0€. Es decir, no se paga IRPF.
  • Si la LLC tiene un beneficio equivalente a más de 5.500€, la base imponible se calcula descontando 5.500€. Por ejemplo, si la utilidad de la LLC fuera de 15.000€, la base imponible sería de 9.500€, siendo 19% el tipo a aplicar a tal monto (y no 24%).

Cabe mencionar que España cuenta con un convenio para evitar la doble imposición con Estados Unidos (Tax Treaty), por lo que si corresponde pagar impuestos en el país americano, no se pagará nuevamente en España.

Más información: Medidas para evitar la doble imposición

Esto puede ser muy interesante en función del tramo del IRPF que aplique en caso de que en Estados Unidos existan condiciones más convenientes en el ámbito fiscal.

Dicho esto, las ganancias se deben declarar en el Modelo D-100 del IRPF, en el apartado de Regímenes especiales (Sección E, página 11 en el Modelo D-100 del ejercicio 2019).

Específicamente la declaración se realiza en el subapartado Régimen de atribución de rentas: rendimientos del capital y de actividades económicas y ganancias y pérdidas patrimoniales.

Ello debido a que las LLC corresponden a entidades en régimen de atribución de rentas.

Más información: Imputación de rentas en el régimen de transparencia fiscal internacional

Cómo abrir LLC en USA desde España

Tras todo lo anterior, seguramente te estarás preguntando ¿Cómo crear una LLC desde España?

Así como también, ¿Qué costo tiene para que te resulte rentable?

Y, por supuesto, ¿Cuáles son los requisitos?

Hay buenas noticias para cada una de estas dudas, así que vamos a ello.

Costo de crear una LLC

El costo de abrir una LLC en Estados Unidos es de US$499 en ezFrontiers, correspondiente a un pago único.

El cual es un gasto mínimo si lo comparas con la cuota mensual por ser autónomo.

A su vez, para que la LLC se mantenga operativa cada año debe renovarse presentando el reporte anual a la secretaría del estado de formación, cuyo costo no suele ir más allá de 150-200 dólares.

Como ves, se trata de una figura mucho más económica para tener un negocio, a lo que se agregan otras ventajas que son tratadas en la siguiente sección.

Requisitos para abrir una LLC

Para abrir una LLC en Estados Unidos no hace falta vivir en el país ni viajar hasta allí.

Solo existen dos requisitos:

  • Ser mayor de 18 años.
  • Tener un pasaporte vigente (para fotografiarlo, no para viajar).

Se puede crear una LLC a partir de un solo miembro (sin existir un límite).

No hace falta tener ningún tipo de Tax ID (SSN o ITIN).

Tampoco se requiere disponer de una dirección en el país o número de teléfono local.

Y a diferencia de España, no existe la obligación de hacer un aporte de capital mínimo (En España son 3.000€, en Estados Unidos US$0).

Pasos para formar una LLC

Puedes contratar nuestros servicios para registrar una LLC en USA y tenerla operativa en un plazo de 7 días hábiles.

El proceso consiste en dos partes:

  • En primer lugar se encuentra la secretaría del estado de fortmación, a la cual se debe enviar la documentación requerida para constituir la LLC (Artículos de organización y Acuerdo operativo).
  • Tras ello, se debe solicitar un EIN al Servicio de Impuestos Internos (IRS), requerido para que la compañía pueda encontrarse operativa. En el caso de LLC unipersonales puede utilizarse alternativamente un SSN o ITIN.
Para conocer el proceso en detalle visita nuestro artículo: Cómo abrir una empresa en Estados Unidos

LLC sin IVA ni facturas

Todo lo dicho anteriormente tiene relación únicamente con el ahorro derivado de no pagar la cuota de autónomo gracias a una LLC en Estados Unidos.

Y si de por sí ya es mucho, ¿Sabías que puedes ir incluso más allá y obtener otros beneficios, esta vez en relación a la facturación e IVA?

Porque si vives en España, pero tienes una LLC, es posible que no sea necesario recaudar el IVA.

Ello dependerá, por supuesto, del tipo de actividad que realices.

Al respecto, si tus clientes no se encuentran en el país, no tendrás que recaudar IVA.

O si no tienes clientes, por supuesto, tal como ocurre con modelos de negocios como sistemas de publicidad, trading, marketing de afiliados, entre otros.

Motivo por el cual no será necesario invertir en sistemas de facturación para dar cumplimiento a la normativa local de tributación, ni tampoco servicios añadidos.

Lo cual, según la magnitud de la operación, podría llegar a representar un significativo ahorro de costes.

Todo gracias a que la normativa estadounidense no exige a las LLC que presenten reportes contables de manera formal, ni que la facturación sea mediante la contratación de un software.

Toda la contabilidad de la empresa podría incluso llevarse en una hoja de Excel, y presentar facturas, en caso de ser requeridas, a través de un simple formato en Word.

Eso sí, si tienes clientes en España, tendrás la obligación de registrar la empresa en la Agencia Tributaria para solicitar un NIF y poder cobrar IVA a los clientes.

Y también será necesario solicitar un número de registro de IVA en los países de la Unión Europea si desde España generas ingresos allí, aunque solo si excedes cierto monto de facturación.

O en general, si almacenas inventario en otro país, posees dependencias físicas o hay algún empleado residente, la obligatoriedad de recaudar IVA localmente será independiente de la facturación en la mayoría de los casos.

NOTA: A partir de julio de 2021, no será necesario solicitar un número de identificación fiscal en cada país de la Unión Europea, ya que las liquidaciones se podrán presentar en un único Estado cuando los ingresos se generan a distancia. Se gravará con el IVA del país donde estos se originen cuando se exceda un umbral único de 10.000€.

En tal situación, deberás seguir la normativa para facturar que corresponda, invirtiendo en la contratación de los servicios contables pertinentes.

Aunque ya sabes, si no es así, puedes ahorrarte tal coste operando como LLC.

Deducción de gastos con una LLC

En adición a lo anterior, otra forma de ahorrar aún más dinero gracias a una LLC son las deducciones de gastos que se pueden contabilizar.

Tanto en España, como en cualquier otro país, cualquier gasto que tenga una empresa disminuye su utilidad final, motivo por el cual la base imponible es menor.

Si bien ninguna empresa quiere ganar menos, buscando siempre la mayor utilidad, para efectos tributarios una menor ganancia implica un menor pago de impuestos.

Por ejemplo, si una empresa tuvo 5.000€ de ingresos y 1.000€ de gastos, la utilidad final sobre la que se impone es de 4.000€. Sin embargo, si los gastos son el doble, la base imponible se reduce a 3.000€ (5.000€-2.000€).

Y como tal, es importante que cualquier gasto relacionado con el giro de la empresa sea contabilizado si no se quiere reducir aún más el beneficio final.

Sin embargo, los criterios para contabilizar gastos varían, y en el caso de España, estos son mucho más estrictos que en otros países, como por ejemplo Estados Unidos.

Esto quiere decir que, un gasto que en una LLC se podría contabilizar sin problemas, en una compañía de España no podría ser así, ya que requiere mayor justificación.

En otras palabras, una LLC reconoce gastos que una empresa española no podría reconocer, gracias a una legislación más flexible.

Porque la contabilidad para el cálculo de la base imponible se realiza bajo estándares norteamericanos, no europeos.

Y es ahí donde puede cobrar gran relevancia el acudir a un experto del área, como un Contador Público (de Estados Unidos), para que determine aquellos gastos que pueden ser atribuibles al giro de la empresa.

Reduciendo por tanto la base sobre la cual tributar, y por consiguiente el desembolso en impuestos.

Porque el 19% de 1.000€ euros es menos que el 19% de 1.500€, tomando como ejemplo la tasa impositiva del tramo más bajo del IRPF.

¿Qué gastos podrían deducirse en una LLC y que probablemente no se podrían o sería más difícil operando bajo la figura de una empresa española ?

  • Gastos para iniciar el negocio: El propio coste de constituir la empresa puede deducirse con una LLC, esto es, honorarios de formación por el servicio de preparación de la documentación, pago de impuestos estatales, consultorías, entre otros si es que los hay. Más información
  • Servicios básicos: A diferencia de aquellos negocios con empleados, cuando la labor se ejerce desde el hogar (Home office), en una LLC es más simple deducir gastos relacionados a luz, agua, Internet, comida, entre otros. Más información
  • Transporte: Usar el medio de transporte personal para fines del negocio es más simple de justificar en una LLC que en una empresa constituida en España. Lo mismo ocurre con otro tipo de gastos relacionados a viajes con propósito de negocio. Más información
  • Educación: Libros, formación presencial u online, o cualquier implemento necesario para que los miembros o empleados de una LLC se eduquen puede deducirse de manera más sencilla con una LLC. Más información
  • Donaciones caritativas: El tratamiento fiscal de donar a la caridad puede ser más conveniente para una LLC que para una empresa en España. Más información

Para mayor información sobre deducción de impuestos para empresas de EEUU te recomendamos leer la Publicación 535 del IRS, acerca del tratamiento impositivo de los gastos de un negocio.


Esperamos que ahora tengas mayor claridad sobre los conceptos clave de cómo tributa una Limited Liability Company estadounidense en España.

La información contenida en el artículo no pretende entregar consejo ni asesoría legal o fiscal en la cual confiar. Para requerir tal servicio es necesario acudir a un experto del área, como un Contador Público. La información proporcionada cumple un rol meramente divulgativo en base a información de conocimiento público, y podría no ser completa ni precisa, así como tampoco abarcar la totalidad de los temas o encontrarse actualizada.


¡Comparte en tus redes sociales!

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.